Paso de Misterio

Paso del Cristo del Amor en su Prendimiento


Foto de Agrupación del Despojado (Jaén)
Foto de Agrupación del Despojado (Jaén)

           El nuevo canasto que alberga el misterio del Santísimo Cristo del Amor en su Prendimiento, fue realizado en Sevilla en el año de 1999, en el taller de Farfán, siendo uno de los acontecimientos de mayor trascendencia, en cuanto a estrenos, que tuvo aquella semana santa para la ciudad de Jaén. El novedoso canasto junto con el conjunto de tallas que componen el Misterio del Prendimiento, constituyen una obra de arte equilibrada, diseñada y ejecutada para ensalzar la presencia magnánima y portentosa del Amor de Cristo.

             El canasto construido íntegramente en madera de cedro, resistente, duradera y liviana, con un perfil de planta y bombo sinuoso (cuerpo curvo y zigzagueante a lo largo del moldurón), configuran una peana procesional excepcional en cuanto a talla y detalles ornamentales, como cabezas de querubines y ramos de frutas de la abundancia, estofadas y policromadas. Este cuerpo enriquecido con cuatro cartelas principales de gran tamaño (dos frontales y dos laterales) resalta el marcado concepto barroco con el que se ha diseñado el paso. De igual formato pero de inferior tamaño a las anteriores cartelas y en los costados, dividiendo a su vez en cuatro cuarteles menores el bombo, figuran otras cuatro cartelas que junto con las principales ostentarán motivos de orfebrería con alegorías y detalles pasionistas. La descripción de dichas cartelas es la siguiente:

                   – Cartela frontal: motivo Eucarístico compuesto por cáliz, ramillete de espigas y racimo de uvas, todo ello entrelazado por listel o faja lisa con texto alusivo al Cuerpo y la Sangre de Cristo, estando los elementos en bulto e independientes entre sí.

                   – Cartela lateral-derecha (visto de frente el paso): Tiara Pontificia y dos llaves entrelazadas, plata y oro, con listel y leyenda de San pedro, Primer Papa de la Iglesia.

                   – Cartela trasera: mar de olivos bañados por los destellos que emanan del Santo Rostro de Cristo, en clara alusión a la protección y bendición a las tierras del Santo Reino.

                   -Cartelas menores lateral-derecho: columna y flagelos como recordatorio de la escena de la Pasión de Cristo, que representa nuestro segundo paso en honor al Stmo. Cristo del Perdón. La siguiente cartela, compuesta por corona de espinas y caña, corresponde al Misterio de la Coronación de espinas, mofa y abofeteamiento de Jesús en el pretorio.

                   -Cartelas menores lateral-izquierdo: pergamino alusivo a la sentencia de muerte que sufrió Jesús como testimonian los Evangelios. La siguiente cartela abultada dando formato a la jofaina y aguamanil que utilizara Pilatos en el lavatorio de manos al entregar a Cristo al suplicio de muerte en la Cruz.

Foto de Arantxa Moya
Foto de Arantxa Moya

En las cuatro esquinas del canasto, y sobre la visera del paso en sus correspondientes hornacinas, figuran las imágenes de los cuatro Evangelistas en bulto, siendo acompañados por los símbolos identificativos de los narradores de la Pasión de Cristo (toro, águila, león y ángel). Estas imágenes menores lucirán áureas y atributos argénteos en cabeza y manos.

La visera del paso flanqueada en su perímetro por un moldurón en talla continua con motivos vegetales, calada y abultada, conformarán y darán entallamiento a la parihuela y soporte a los faldones en terciopelo azul Prusia. Sobre esta moldura y en su frontal y trasera, arrancarán las severas y sobrias maniguetas de talla y orfebrería calada que a modo de pequeñas andas centrarán el canasto sobre la visera.

En el frontal y sobre la visera, el llamador, que, no podía ser de otra manera, que la simbología que representa el Amor de Cristo a la humanidad, a través de la figura simbólica del pelícano que picotea su pecho para alimentar con su sangre a sus polluelos. Todo ello recogido por una banderola o listel con la leyenda: “A Dios por el Amor”, como referencia a la Bolsa de Caridad que bajo los pies de nuestro Venerado Titular se instaura en nuestra Cofradía.

Los faldones, bordados y calados en malla a modo de respiraderos tanto en sus partes frontal como laterales, seguirán diseño y filigrana floral similar a la utilizada en el canasto.

Divididos por pilastras verticales que dan lugar a siete medallones laterales y tres frontales (igualmente en trasera y lateral opuesto), alternándose la malla calada para ventilar el interior con óleos de escenas de la vida de Jesús infante.

En las esquinas altas de dichos faldones, arcángeles alados y tenantes, con motivos de la Pasión, mostrarán dichas escenas pictóricas. En las esquinas del faldón y a modo de broche, dragones curvados simétricamente y opuestos, servirán de cierres. Terminando dichos faldones en su parte baja con una cenefa o friso continuo de motivos simétricos enlazados entre sí, compañeros a los utilizados en la policromía de las túnicas de los Evangelistas que figuran en el canasto, centrados por rosetones donde figurarán inscripciones simbólicas como el Crismón, Cristo Rey, escudo de la Diócesis y escudo de la Cofradía.

Foto Wikipedia
Foto Wikipedia

Sobre la mesa y como iluminación de nuestra Venerada Imagen del Amor, figuran en las esquinas 4 candelabros cimbreantes de nueve luces, en madera tallada y con incrustaciones de orfebrería de alpaca plateada, que brotan desde el Pelícano, símbolo eucarístico del Amor de Cristo, (así como el pelícano da su vida por sus crías, hiriéndose en su propio pecho, Cristo da la vida por nosotros para que podamos tener vida eterna; nuestra alma no puede vivir sin el alimento de la EUCARISTÍA). En los laterales se complementan con otros 2 candelabros de 3 luces.  Todo el perímetro de la mesa va delimitado por una crestería calada y tallada en su parte más alta.

Proyecto, dirección, carpintería y ejecución: Talleres Carpintería Religiosa: D. Manuel Caballero Farfán, D. Jesús Caballero González y D. Francisco Domínguez Parra.

Talla: D. Gonzalo Merencio Álvarez.

Barnizado y policromado: D. Francisco Caballero Farfán.

Orfebrería: Villarreal S.A.

Bordados: Javier García y Martín Suárez.

Evangelistas: Lourdes Hernández Peña.

Pinturas de faldones: Trinidad de la Casa Adán.

Comisión Paso de Misterio.

A %d blogueros les gusta esto: