La Esperanza en la Sociedad Giennense

 

            La Imagen de María Santísima de la Esperanza, que recibe culto público en la Iglesia Parroquial de Cristo Rey de Jaén, es una talla del imaginero sevillano Antonio Eslava Rubio (1909-1983). Esta Imagen, como otras de la misma advocación, surge a partir de que en el año 1.945 se hace Patrona de los Agentes Comerciales de España a la Imagen de Nuestra Señora de la Esperanza de Sevilla, del barrio popular de la Macarena. En nuestro caso, la delegación provincial de los Agentes Comerciales de nuestra ciudad se pone en contacto con el escultor sevillano en el año 1.952, año de elaboración de la talla.

             Desde su llegada a Jaén, la Imagen de la Virgen de la Esperanza despertó una alta devoción popular dentro de la Imaginería de Pasión de nuestra ciudad, tanto por su belleza, como por la necesidad que se sentía en nuestra capital de contar con una representación de la Madre de Cristo, bajo la advocación de la Esperanza.

 

Foto de Joaquin Riquelme
Foto de Joaquin Riquelme

Desde que realizó su primera Estación de Penitencia, allá por el Domingo de Ramos de 1.954, la Imagen de María Santísima de la Esperanza, debido a su belleza, ha conseguido concentrar la atención de un pueblo que, aun siendo más proclive, en el ámbito de la Semana Santa, a las devociones de tallas de Jesucristo (siendo la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno el paradigma y cénit de esta devoción popular), se rinde, antes el Domingo de Ramos, ahora el Miércoles Santo, a esta Imagen de María Santísima de la Esperanza,  auténtico venero de fe y devoción popular, que convierte el día de su Estación de Penitencia en una emocionante exaltación mariana que conmueve a las multitudes expectantes durante el itinerario y, cómo no, a todos los miembros de su joven Cofradía Sacramental, empezando por sus hermanos costaleros, continuando por sus mantillas y terminando por el último de sus penitentes o hermanos de luz.

 Es significativo en este sentido que desde que la Hermandad recuperó hace muy poco tiempo el tramo de nazarenos de María Santísima de la Esperanza, este se ha convertido en un amplio cortejo de hermanos de luz, muchos de ellos de edad avanzada (no solo niños), que hacía ya tiempo ansiaban poder realizar su Estación de Penitencia alumbrando y rezando a una talla que, sin ningún género de dudas, vertebra y aglutina a las miembros de su Cofradía.

 Como prueba de esto último tenemos sus cultos, que se celebran durante los días 16, 17 y 18 de diciembre, con ocasión de la Onomástica de la Imagen, que tiene lugar el día de 18 de diciembre (día de la Esperanza). Pues bien, aun cayendo en muchos años estas fechas en días entre semana, es muy fácil ver la Iglesia Parroquial de Cristo Rey repleta de fieles y devotos que anhelan acompañar a su Madre de la Esperanza en la celebración de su Onomástica. Y no sólo durante este día; todo el año la Señora de la Esperanza recibe la visita de decenas de fieles que se acercan a la Iglesia para rezar, hablar o encomendarse a la Madre que nunca falla.

Foto de Joaquin Riquelme
Foto de Joaquin Riquelme

 

 Y qué decir de sus costaleros, que muchos de ellos llevan ya más de 25 años portando sobre sus hombros a su Virgen de la Esperanza; y esta es una devoción que se transmite de generación en generación, pues ya se está dando el caso de que varias generaciones de padres e hijos se dan cita cada Miércoles Santo debajo de los varales de carga para, juntos, expresar su fe, Amor y devoción por Ella. Y el Miércoles Santo es una explosión de Fe, Devoción, Pasión, Música y Sentimiento en torno a María Santísima de la Esperanza. Desde su salida por la puerta lateral de la Iglesia de Cristo Rey hasta que regresa a la misma, los vivas y los piropos a la Virgen se suceden sin cesar en una manifestación de fe y devoción mariana sin parangón en la Semana Santa giennense. Y no sólo sus costaleros, en toda la ciudad de Jaén hay una gran expectación ante el paso de la Virgen de la Esperanza, y es fácil constatar que los vivas a la Virgen no sólo proceden de sus costaleros, sino también de muchos giennenses que se conmueven ante el paso de la que es denominada, cada vez con más insistencia, como la Reina de Jaén, y es que esta talla representativa de la Madre de Dios, tiene ese “algo” especial que la trasciende, y que hace que los corazones, por supuesto de los cofrades de su Hermandad, pero también de miles de giennenses, estén entregados a la Madre de la Esperanza y la hayan hecho parte fundamental de su vida cristiana y cofrade, habiendo asumido también como suyo el sentir que cada tarde-noche de Miércoles Santo reflejan sus costaleros, y que se ha transmitido a toda la ciudad e incluso fuera de la misma, haciendo de la Virgen de la Esperanza un referente esencial en la ciudad de Jaén en general, y en su Semana Santa en particular, siendo ELLA, y solo ELLA, la que aglutina los sentimientos y devociones de miles de giennenses, ya que la Señora trasciende a todo, siendo mucho más importante su carisma como Imagen de Semana Santa que, por ejemplo, la forma peculiar de portarla en la calle cada Miércoles Santo. Se portase como portase, ya sea con andas como si lo fuese con trabajaderas, la devoción, la fe, el Amor y el sentimiento hacia la Virgen de la Esperanza no se verían afectados, ya que ELLA está muy por encima de cualquier aspecto material, que nunca será capaz de superar su trascendencia como la Imagen Mariana más venerada de nuestra Semana Santa.

           

Foto de Joaquin Riquelme
Foto de Joaquin Riquelme

El último aspecto que cabe destacar, y que también denota que María Santísima de la Esperanza ha calado hondo en el corazón de la sociedad de Jaén, y más allá de sus fronteras, es el cada vez mayor patrimonio musical que enriquece el patrimonio artístico-cultural de la Hermandad con marchas dedicadas a ELLA. Y lo que es más importante, son marchas salidas de la devoción, el Amor, y el cariño de sus compositores hacia Nuestra Señora de la Esperanza, ya que nunca en la historia la Cofradía ha tenido que desembolsar cantidad económica alguna por esas piezas musicales, sino que han sido donaciones de los compositores que, de este modo, han querido reflejar su hondo y arraigado sentimiento por la Reina de Jaén.

 

            Las marchas que actualmente están dedicadas a la Señora son las siguientes:

 

MARCHA

AUTOR

Virgen de la Esperanza

Antonio Manzano Vázquez

Esperanza Jaenera

Jesús Alcántara Calahorro

Francisco A. Carrasco Cuadros

Esperanza Verde Olivo

Francisco José Sánchez Sutil

En Tu Cielo de Esperanza

Jacinto Manuel Rojas Guisado

Esperanza Jaenera

Manuel Mata Padilla

Esperanza Nuestra

Juan Rafael Vílchez Checa

             De corazón hay que agradecer a todos estos compositores su tiempo, trabajo y, fundamentalmente, su Amor por la Virgen de la Esperanza. Dos de estas marchas, Esperanza Jaenera, de Jesús Alcántara Calahorro y Francisco A. Carrasco Cuadros, y Esperanza Nuestra, de Juan Rafael Vílchez Checa, incluyen unos himnos dedicados a la Señora que ponen de manifiesto y resumen perfectamente el sentimiento y la devoción que existen en Jaén, y fuera de Jaén, por esta Dolorosa del Miércoles Santo jaenero. Estas son las letras:

 ESPERANZA JAENERA

MADRE NUESTRA DOLOROSA

DEJA QUE TE ACOMPAÑEMOS,

CUANDO ANDAS PRESUROSA,

PORQUE HAN PRENDIDO AL MAESTRO.

 

TODO NUESTRO AMOR COFRADE

EN TUS MANOS LO PONEMOS,

COMO UN PAÑUELO DE GRACIA

PARA HACERLO TODO NUEVO.

 

ANCLA DEL COSTALERO,

TÚ QUE EN ANGUSTIAS ESPERAS

QUE VIVA EL QUE ESTÁ PRESO,

HAZ QUE TAMBIÉN YO ALCANCE

LA GLORIA QUE ESPERO,

ESPERANZA JAENERA.

 

EN ESTE VALLE DE LLANTO,

CONTEMPLAMOS EN TU ROSTRO

TU AMARGURA ESPERANZADA,

PENA PREÑADA DE GOZO.

 

POR LAS CALLES NOS GOZAMOS

EN ESTE MISTERIO HERMOSO,

IMPREGNANDO DE ESPERANZA

EL MIÉRCOLES DOLOROSO.

Autor: Rvdo. Sr. Dº. Francisco A. Carrasco Cuadros (Año 1995)

ESPERANZA NUESTRA

DIOS TE SALVE MARÍA,

MADRE DE LA ESPERANZA,

DE TUS OJOS NACIERON

LA FE Y AMOR DE TUS COSTALEROS

 

DIOS TE SALVE SEÑORA,

VIRGEN DE LA ESPERANZA,

EN TUS MANOS PONEMOS

CON DEVOCIÓN NUESTROS SENTIMIENTOS

 

DIOS TE SALVE MARÍA,

ESPERANZA NUESTRA,

REINA DEL SANTO REINO

Y REINA DE NUESTRO CORAZÓN

Autor: José Manuel Riquelme Montoro (Año 2.013)

Finalmente mencionar que existe otra canción dedicada a María Santísima de la Esperanza, si bien este himno no forma parte de ninguna marcha de Semana Santa, pero merece la pena incluirlo en este artículo por un motivo fundamental: Salió del corazón y fue compuesto por los miembros del Grupo Joven de la Cofradía, ese Grupo Joven que, desde su fundación siempre estuvo al lado de la Señora, incluyendo en su lema la preciosa frase “Juventud con Esperanza”. Esta es la letra de la canción, compuesta en el año 2.000 por David Fernández Ordóñez y María del Carmen Quirós Rus:

Foto María Rueda
Foto María Rueda

 HIMNO A MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA

 CADA VEZ QUE VENGO A ORARTE,

EN CADA MOMENTO QUE VENGO YO A HABLARTE,

MI CORAZÓN SE ESTREMECE

Y UNA PREGUNTA AZOTA MI MENTE.

 

QUÉ PUEDO HACER POR TI.

TANTO DOLOR NO PUEDO ALIVIARTE,

MI CORAZÓN NO PUEDE MIRARTE,

SOY PECADOR, ESPERANZA, MI MADRE

 

SALVE, SALVE MARÍA.

MADRE, ESPERANZA NUESTRA.

 

TÚ ME ENSEÑAS TU PERDÓN

YO NUNCA DEJARÉ DE SER UN PECADOR,

TE OFREZCO MI CORAZÓN SINCERO,

NO ME ABANDONES, NECESITO TU AMOR.

 

JÓVENES CON ESPERANZA.

VENIMOS A OFRECERTE NUESTRA ALABANZA,

SABEMOS QUE SIEMPRE NOS GUARDASTE,

ENTRE TUS BRAZOS DE MADRE AFABLE.

    Y ya para finalizar este artículo qué mejor que hacerlo con la que quizás es la expresión más tradicional y que mejor refleja el sentimiento universal que hacia la Virgen de la Esperanza existe en Jaén y allende sus fronteras, y que ha puesto título a su última y, bajo mi punto de vista, mejor marcha de Semana Santa que se ha compuesto para María Santísima de la Esperanza, obra de Juan Rafael Vílchez Checa, gran devoto de la Señora, y a su vez presidente y músico de la Sociedad Filarmónica de Jaén, Banda que considera a la Esperanza también como su Virgen, poniendo cada Miércoles Santo un especial esmero en rezarle a la Madre de Dios con su música, para demostrarle así todo su Amor, fe y devoción, siendo esta una muestra más de cómo cala ELLA en el corazón de todo el mundo: Esa expresión es: ESPERANZA NUESTRA: Nuestra Esperanza, Nuestra Madre, Nuestra Reina, Nuestra Virgen, Nuestra Fe.

Fdo: José Manuel Riquelme Montoro

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: