Archivo de la etiqueta: Lágrimas

Quinta Lágrima “la muerte de Jesús”

Foto de Javi Vílchez
Foto de Javi Vílchez

QUINTA LÁGRIMA: La muerte de Jesús

Consideración sobre el quinto dolor de la Virgen. La muerte de Jesús.

“Jesús, dando una gran voz dijo: Padre, en tus manos entrego mi espíritu. Y diciendo esto expiró”.

PETICIÓN:

Santa María de la Esperanza, Virgen de la escucha y la contemplación, Madre del amor, Esposa de la bodas eternas, intercede por la Iglesia, de la cual eres icono purísimo, para que nunca se encierre ni se detenga en su pasión por instaurar el Reino.

Nuestra Señora de la Esperanza/ ruega por nosotros
Anuncios

Cuarta Lágrima: Encuentro con Jesús camino del Calvario

Foto de Joaquin Riquelme
Foto de Joaquin Riquelme

CUARTA LÁGRIMA: Encuentro con Jesús cuando iba camino del Calvario

Consideración sobre el cuarto dolor de la Virgen.

“Llora amargamente en la noche y corre el llanto por sus mejillas. No tiene quien la consuele. Sale a causa de la aflicción. Va entre las gentes sin hallar reposo.

¡Oh vosotros, cuántos por aquí pasáis: Mirad y ved si hay dolor comparable a mi dolor, al dolor con que yo atormentado!”

PETICIÓN:

Santa María de la Esperanza, estrella de la nueva evangelización, ayúdanos a resplandecer en el testimonio de  la comunión, del servicio, de la fe ardiente y generosa, de la justicia y del amor a los pobres, parar que la alegría del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra y ninguna periferia se prive de su luz.

Nuestra Señora de la Esperanza / Ruega por nosotros

Tercera Lágrima “Jesús perdido en el Templo”

Foto de Cesar Carcelen
Foto de Cesar Carcelen

TERCERA LÁGRIMA: “Jesús perdido en el Templo”

Consideración sobre el tercer dolor de la Virgen. 

“Sus padres iban todos los años a Jerusalén en el día solemne de la Pascua. Y cuando tuvo doce años, subieron ellos a Jerusalén, según solían en aquella fiesta: y acabados los días, cuando se volvían, se quedó el Niño Jesús en Jerusalén, sin que sus padres lo advirtiesen. Creyendo que estaba Él con los de la comitiva, anduvieron camino de un día, y le buscaron entre los parientes y conocidos; como no le hallasen, se volvieron a Jerusalén buscándole.

Y aconteció que, tres días después, le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores, oyéndolos y preguntándoles. Y se pasmaban todos los que le oían de su inteligencia y de sus respuestas. Y cuando le vieron, se maravillaron. Y le dijo su Madre: Hijo, ¿por qué lo has hecho así con nosotros? Mira como tu padre y yo, angustiados, te buscábamos. Y le respondió: ¿para qué me buscabais? ¿No sabíais que conviene que yo esté en las cosas de mi Padre? Mas ellos no entendieron la palabra que les habló?

PETICION:

Santa María de la Esperanza, Tú que movida por el Espíritu, acogiste a la Verbo de la vida en la profundidad de tu humilde fe, totalmente entregada al Eterno, ayúdanos a decir nuestro sí ante la urgencia, más imperiosa que nunca, de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús.

Nuestra Señora de la Esperanza/ ruega por nosotros

Segunda Lágrima “de la huida a Egipto”

Foto de Rafa Mariscal
Foto de Rafa Mariscal

SEGUNDA LÁGRIMA: ” de la huida a Egipto”

Consideración sobre el segundo dolor de la Virgen. 

“Después que ellos (los Magos) se fueron, he aquí que un ángel del Señor se apareció en sueños a José, y le dijo: levántate, toma al Niño y a su Madre, y huye a Egipto, y estate allí hasta que yo te diga: porque ha de suceder que Herodes busque al Niño para matarle.

Levantándose José, tomo al Niño y a su Madre, de noche, y se retiró a Egipto; y permaneció allí hasta la muerte de Herodes: para que se cumplieses lo que había dicho el Señor por el profeta: De Egipto llamé a mi Hijo”.

PETICIÓN:

Santa María de la Esperanza consíguenos ahora un nuevo ardor de resucitados para llevar a todos el Evangelio de la vida que vence a la muerte. Danos la santa audacia de buscar nuevos caminos para que llegue a todos el don de la belleza que no se apaga.

Nuestra Señora de la Esperanza/ ruega por nosotros

Primera Lágrima “la Profecía de Simeón”

Foto de Pedro Galiano
Foto de Pedro Galiano

A lo largo de esta semana vamos a ir añadiendo peticiones a Nuestra Señora de la Esperanza, simbolizados por sus cinco lágrimas y que son distintas a las que meditaremos en la noche del Viernes de Dolores, con motivo del traslado solidario del Paso de Palio al Altar Mayor de Nuestra Iglesia,  para que contribuya a fortalecer nuestra fe durante la recta final de esta Cuaresma y así prepararnos mejor para la Pascua.

PRIMERA LÁGRIMA: La profecía de Simeón.

Consideración sobre el primer dolor de la Virgen.

Simeón dijo a María Madre de Jesús: “He aquí que éste está constituido para ruina y levantamiento de muchos en Israel y para señal que excitará la contradicción: y una espada atravesará tu propia alma, para que se revelen los pensamientos de muchos corazones”.

PETICIÓN:

 Santa María de la Esperanza, tu seno virginal fue constituido templo santo para el Hijo de Dios, ruega para que nosotros podamos adorar al Señor en espíritu y en verdad, y convertirnos, como tú,  en fuente de agua que salta hasta la vida eterna.

Nuestra Señora de la Esperanza/ Ruega por nosotros